La fábrica de esmaltados que salvó a los más de mil judíos de Schindler

La Lista de Schindler, con siete premios Oscar, dio a conocer la Fábrica de Oskar Schindler donde se fabricaba vajilla y cacharros de cocina en acero esmaltado. Allí trabajaron los más de mil judíos de sus famosas listas que consiguió salvar durante la ocupación nazi en Polonia.

Fotograma de la película "La lista de Schindler"
Fotograma de la película "La lista de Schindler"

La fábrica

Fundada en Cracovia en 1937 por tres judíos que anteriormente habían trabajado en otra fábrica de esmaltados en Olkusz creada en 1907. Se llamó en un principio “Rekord” Primera Fábrica de Vasijas Esmaltadas y Objetos de Hojalata de la Región de Małopolska (Pierwsza Małopolska Fabryka Naczyń Emaliowanych i Wyrobów Blaszanych “Rekord”) se dedicaba a la fabricación de articulos de cocina y vajilla esmaltada,

muy popular en ese momento.

Contaba con un edificio administrativo y diferentes salas para el troquelado y preparación de las láminas de metal, el lavado y desengrase, esmaltado de las piezas en varias fases, horneado y un almacén de artículos terminados.

Sala de fundición que forma parte del actual museo
Sala de fundición que forma parte del actual museo

Tras cambiar varias veces de propietarios, en junio de 1939 tras pasar por una mala situación financiera, la empresa se declara en bancarrota coincidiendo con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, la invasión de Polonia y la entrada de las tropas alemanas en Cracovia el 6 de septiembre de 1939.

Deutsche Emaillewaren-Fabrik

Oskar Schindler
Oskar Schindler

En noviembre de 1939 un empresario y miembro del partido nazi llamado Oskar Schindler llega a Cracovia y es reclutado como espía para los alemanes.

Poco tiempo después compra los terrenos donde estaba la fábrica Rekford cambiando el nombre y llamándola Deutsche Emaillewaren-Fabrik. Fábrica Alemana de Esmaltes) ó DEF.

Entrada principal FABRYKA OSKARA SCHINDLERA-EMALIA
Entrada principal FABRYKA OSKARA SCHINDLERA-EMALIA

En 1942 comienza su expansión gracias también a las aportaciones de otros empresarios judíos.

Se construyeron oficinas, consultas médicas, cocinas, cafetería, establos y garajes y se mejoraron las instalaciones y se creó un nuevo taller de troquelado diseñado por la compañía Siemens.

La empresa continuó con la producción de articulos esmaltados para cocina pero comenzó también a fabricar capsulas de proyectiles, espoletas para bombas aéreas y enseres de campaña para el ejercito alemán.    


En este momento Schindler negocia con el responsable del cercano campo de trabajo de Plaszow, el comandante de las SS Amon Goeth con el fin de obtener trabajadores esclavos de bajo coste. Desde este campo se enviaban trenes con judíos para los campos de exterminio de Auschwitz, Treblinka y Sobibor.

Al darse cuenta del atroz trato de los nazis a los judíos, Schindler comenzó a tomar conciencia y negoció para que sus trabajadores pudieran mantenerse alejados de Plaszow dándoles cobijo en la fábrica y ofreciéndoles unas mejores condiciones laborales y de vida.


Para ello elaboró dos listas, una para hombres y otra para mujeres con los nombres de los trabajadores que se suponían imprescindibles para el correcto funcionamiento de su fábrica que ahora era una importante fuente de material bélico. Llegando incluso a pagar grandes cantidades de dinero por los trabajadores con el único fin de evitar su deportación.

 

El número de judíos empleados creció de unos cientos en 1940 a alrededor de 1.100 en 1944.


En 1944, ante el imparable avance de las tropas rusas, Oskar Schindler decidió evacuar a todo su personal a Brünnlitz, en Bohemia, donde alquiló una antigua fábrica en la que continuaron trabajando hasta el 8 de mayo de 1945, cuando el campo fue liberado por el Ejercito Rojo.

Oficina de Oskar Schindler donde hay un gran cubo transparente lleno de piezas producidas en la misma fábrica. En su interior figuran los nombres de los trabajadores a quienes Schindler salvó la vida.
Oficina de Oskar Schindler donde hay un gran cubo transparente lleno de piezas producidas en la misma fábrica. En su interior figuran los nombres de los trabajadores a quienes Schindler salvó la vida.

Interior de las salas de producción en la actualidad.             Foto Sebastien Fantini
Interior de las salas de producción en la actualidad. Foto Sebastien Fantini

Dos años tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, la fábrica de Schindler fue nacionalizada y transformada planta de producción de componentes electrónicos llamada "Telpod".

 

En 2002 finalmente la fábrica fue abandonada y tres años después, comprada y reformada para convertida en un museo.


En la actualidad la Fábrica de Schindler alberga es uno de los lugares más populares de Cracovia. Alberga una exposición permanente titulada "Cracovia bajo la Ocupación Nazi entre 1939 y 1945". Y forma parte del Museo Histórico de la Ciudad de Cracovia.


Durante el tiempo que mantuvo su fábrica en funcionamiento, hasta el 7 de Mayo de 1945, consiguió salvar de los trenes hacia los campos de la muerte a un total de 1.098 prisioneros de los que la inmensa mayoría eran judíos.

Fuentes: "After the Holocaust”: Rebuilding Jewish Lives in Postwar Germany / “Los judíos de Schindler” de Javier Gómez Pérez / Cracovia.net  / Wikipedia.org / Flickr/com / germanculture.com.ua

RETROPOT

Tazas de acero esmaltado

Las de siempre. Hechas para durar

Made in Spain. 

Worldwide shipping